Análisis | Vídeos | 04 NOV 2019

Análisis de Super Monkey Ball: Banana Blitz HD

El clásico de Wii, Super Monkey Ball: Banana Blitz, regresa con una versión en alta definición y ciertos cambios para traer toda la diversión y el caos del juego original a las consolas actuales.
Cartel Super Monkey Ball Banana Blitz HDPlay

Super Monkey Ball: Banana Blitz HD es un juego de estilo arcade en el que, moviendo el escenario, tenemos que llevar a nuestra criatura rodando en su bola hasta la línea de meta, intentando siempre coger el mayor número de plátanos posible, esquivar trampas y evitar las caídas. En esta nueva versión no sólo encontraréis gráficos en alta definición, sino que se han hecho varios ajustes para adaptarse a cada una de las nuevas plataformas.

Su historia se centra en AiAi y sus amigos, los cuales pretendían disfrutar de un buen montón de plátanos. Pero de repente surgió el Capitán Crabuchin, un pirata alienígena que se ha apoderado de todos ellos. Ahora nos toca rodar a tope por los más de 100 escenarios para superar poco a poco los niveles, enfrentarnos al jefe de cada mundo y poco a poco ir recuperándolos. No es nada del otro mundo, pero nos ofrece un motivo por el que comenzar la aventura.

Los controles, como hemos comentado, han cambiado mucho respecto a lo visto en el juego original. Antes se utilizaba el sensor de movimiento del Wiimote para mover el mundo, mientras que ahora todo se maneja con el stick analógico izquierdo, haciendo que sea mucho más preciso a la hora de desplazarnos. En todas las versiones, sin embargo, seguimos conservando un botón para saltar. Todo esto puede sonar bien, y la verdad es que funciona de maravilla, pero al no haber adaptado tanto los niveles también, estos resultan mucho más sencillos de completar de lo que lo fueron en su momento. Es algo que podemos entender por la diversidad de plataformas, pero no sabemos porqué no se ha aprovechado para incluir los controles por movimiento en las consolas con mandos compatibles.

El objetivo en todos los niveles es muy simple, alcanzar la meta antes de que se acabe el tiempo, recogiendo todos los plátanos posibles para ir acumulando vidas. Pero nada es tan fácil como parece, ya que hay multitud de trampas, caídas y caminos estrechos a superar, complicándose según avanzamos en la aventura. Cada mundo se divide en diez niveles, de los cuales ocho son los típicos contrarrelojes, uno es de bonificación en el que simplemente tenemos que recoger todos los plátanos disponibles y en el último nos espera un jefe, con puntos débiles que debéis observar si queréis derrotarlos.

Para que la experiencia cambie un poco, hay distintos personajes disponibles. Tenemos a AiAi, MeeMee, Baby, GonGon, YanYan y Doctor, siendo la mayor novedad la incorporación de Sonic, al cual desbloqueamos tras cumplir una serie de requisitos. Cada uno tiene una serie de ventajas sobre otros, ya sea en velocidad, salto, rebote, tamaño, peso o vida, aunque no esperéis un cambio demasiado radical en su manejo. También encontraréis algunos trajes nuevos desbloqueables para los personajes, si bien no afectan a la jugabilidad.

En cuanto a modos de juego tenemos el Juego Principal, que viene a ser la campaña, los Minijuegos, de los que os hablamos más detalladamente a continuación, Clasificación online para comprobar nuestra posición en las diferentes tablas online, Contrarreloj, lugar en el que intentamos superar las marcas de otros jugadores en pruebas contrarreloj por todos los escenarios del juego, y Decatlón, donde también intentamos batir las puntuaciones de otros jugadores pero participando en los diez minijuegos. En general son entretenidos, pero es en la competición por intentar alcanzar los puestos más altos del online donde de verdad intentaréis sacarle todo el provecho a los diferentes escenarios.

Es en los propios Minijuegos donde de verdad notaréis un gran cambio. Y es que, para adaptarlos a los controles actuales, se han pasado de los 50 que venían en el juego original a tan solo 10. Estos han recibido algunas mejoras y, aunque son divertidos y están muy bien diferenciados, no compensa la perdida del resto. Nos hubiera gustado que, al menos, se hubiera aprovechado la ocasión para introducir algunos nuevos.

El apartado gráfico del juego es muy similar a lo visto en el original, solo que ahora todo se ve mucho más nitido al pasar de los 480p de la versión de Wii a los 1080p de las consolas actuales, funcionando además a unos estables 60fps que hacen que sea una delicia jugable. Esto también se aplica a los menús, los cuales han sido actualizados para ser mucho más claros y ágiles. Lo que no nos ha convencido tanto es que no se haya incluido una opción para poder manejar la cámara libremente, ya que ésta no siempre se sitúa de la mejor manera y hace que algunos obstáculos nos tapen la vista.

En el sonoro tenemos melodías nuevas bastante moviditas y divertidas creadas por Hideki Naganuma, las cuales le aportan mucho frenetismo a las partidas. Los efectos no están nada mal, mientras que los textos nos llegan en completo castellano.

En definitiva, Super Monkey Ball: Banana Blitz HD es tan divertido como lo fue en su momento, con niveles variados y bien diseñados, un sistema de control que funciona perfectamente o varios personajes a elegir que varían un poco la experiencia de unos a otros. Además, los nuevos modos añadidos le sientan fenomenal a la hora de fomentar la competitividad. Por desgracia, no todos los cambios le han sentado bien, y es que al prescindir de los controles por movimiento la dificultad decae de forma notable. A ello hay que sumarle un menor número de minijuegos, donde no se ha aprovechado la ocasión para incorporar otros nuevos.

Aún así, los seguidores de la franquicia quedarán encantados con el lanzamiento de esta remasterización, ofreciendo mucha diversión a lo largo de sus más de 100 recorridos y un reto a la altura que os mantendrá enganchados durante bastante tiempo por intentar superar marcas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios