Análisis | Vídeos | 09 ENE 2019

Análisis de Super Smash Bros. Ultimate

Tags: Switch
Una de las mejores sagas de lucha está de vuelta con Super Smash Bros. Ultimate, que cuenta con un elenco de personajes único que hará las delicias de los aficionados al mundo de los videojuegos.
Cartel Super Smash Bros UltimatePlay

Super Smash Bros. Ultimate es un juego de lucha de desplazamiento lateral en el que varios personajes se enfrentan de manera simultánea por intentar lanzar fuera de la pantalla a sus rivales, corriendo a cargo otra vez del reconocido Masahiro Sakurai. En esta ocasión incorpora unelenco de personajes muy numeroso y envidiable, multitud de escenarios diferentes en los que combatir y montones de modos de juego que aseguran diversión por mucho tiempo, sin olvidar sus múltiples desbloqueables, el online o que se va añadiendo más contenido mediante DLCs continuamente.

Sus mecánicas jugables no han cambiado demasiado, con ataques normales o especiales que varían según la dirección en la que pulsemos, un salto, la posibilidad de utilizar un escudo, esquivar o bien agarrar a los rivales u objetos para lanzarlos en una determinada dirección. Pero esta simpleza esconde muchos secretos jugables y mecánicas avanzadas que, además, varían de un personaje a otro por tener movimientos únicos y bien diferenciados. Junto a estas habilidades están los smash finales, que vienen a ser los movimientos más poderosos de todo el juego, si bien no se pueden utilizar en determinados combates.

En general es un juego muy estratégico, donde conocer a la perfección los movimientos de cada luchador, saber la utilidad de cada objeto y hacer caso a algunos consejos avanzados puede suponer la diferencia entre la victoria o la derrota. Eso sí, no os olvidéis de los escenarios, que tienen peculiaridades únicas que debéis aprovechar para sacar ventaja de la situación en la que os encontréis, y que la velocidad se ha aumentado para hacer que las batallas ganen en frenetismo.

Como nuevos añadidos tenemos a los espíritus, que pueden ser tanto primarios como de apoyo. Los primarios son los que cuentan con las ranuras para los de apoyo, así que dependiendo de los huecos que exijan los de apoyo podemos equiparlos o no. Todos tienen características únicas para ayudarnos en combate y se dividen en cuatro grupos: rojos, azules, verdes y negros. Cada uno de ellos tiene una ventaja sobre otro a escepción de los negros, que son neutrales. Puede parecer un sistema complejo, pero nada más lejos de la realidad, con la posibilidad incluso de que se seleccione automáticamente el que más nos convenga para cada situación. Además hay más 1300 a desbloquear, apareciendo cada poco tiempo nuevos eventos que añaden aún más.

Tenemos un total de 74 luchadores, algunos de sagas propias de Nintendo y otros invitados especiales como Cloud, Bayonetta, Ryu, Pac-Man o Mega Man entre otros. Todos están bien diferenciados entre sí, con ciertas habilidades y características únicas, así como varios skins entre los que elegir, ya sean variaciones de color u otros trajes. Mención aparte para los tres Miis, que pueden ser personalizados con diferentes movimientos y partes de equipamiento que debéis desbloquear y comprar.

En cuanto a novedades tenemos a Inklink, Ridley, Simon, Richter, King K. Rool, Canela e Incineroar, así como a Daisy, Samus Oscura, Ken y Chrom, que vienen a ser los Ecos (una especie de clones) de otros combatientes. Lo que más nos ha gustado es que al principio sólo tendréis disponibles a ocho, teniendo que desbloquear al resto jugando a las diferentes modalidades. Esto nos permite ir conociendo a todos poco a poco para, al final, elegir el que más se adecue a nuestro estilo de juego para afrontar los combates más difíciles.

Los escenarios, por otra parte, también son muy numerosos, con un total de 103 localizaciones, siendo algunos variaciones de otros. Pero no os preocupéis, cada uno de ellos ha sido perfectamente recreado y cuenta con elementos sacados directamente de la saga a la que pertenecen, siendo una verdadera delicia combatir en ellos al estar constantemente cambiando.

Además, aquellos jugadores que se hagan con el Fighters Pass (se vende por 24,99€) podrán acceder a cinco personajes y escenarios extra, así como a sus respectivas melodías. Todos son completamente nuevos, donde el primero que descubriréis es a Joker de Persona 5. Eso sí, también podéis adquirirlos por separado a un precio de 5,99€.

Pasando a los modos de juego, aquí encontraréis muchísima variedad, ya sea para jugar en solitario o en compañía, haciendo que sea un título completísimo y al que tendréis que dedicarle multitud de horas si queréis sacarle el cien por cien.

En primer lugar tenemos Smash, que a su vez se divide en varias modalidades más: Combate normal, donde hasta 8 jugadores pueden enfrentarse entre sí personalizando nosotros las reglas; Tropa Smash, que permite crear tropas de 3 o 5 luchadores para luchar eligiendo el orden en el que queremos utilizar a nuestros personajes; Torneo, ideal para organizar eventos en los que pueden participar hasta 32 luchadores; y Smash especial, lugar en el que afrontar combates con reglas particulares.

Por otro lado está Espíritus, el cual también cuenta con otras categorías en su interior: Aventura, que viene a ser la  campaña y nos lleva hasta un mundo donde nos toca rescatar a los espíritus y a los luchadores que nos encontremos por el camino para que nos ayuden en nuestra causa, con montones de puzles y secretos a descubrir; y Tablero de espíritus, donde afrontamos un combate cuya dificultad está determinada por el espíritu a conseguir y que, si conseguimos la victoria, nos lleva hasta una ruleta en la que debemos dispararle para desbloquearlo.

Junto a ellos llega el Cajón de sastre, que viene a ser algo más tradicional con los siguientes modos: Smash arcade, donde elegimos a un luchador para superar diferentes rondas, con diferentes intesidades que determinan su dificultad y necesitando pases especiales para participar; Entrenamiento, para perfeccionar nuestras técnicas eligiendo un escenario y a un luchador; y Asalto, en el que os enfrentaréis a oleadas de enemigos.

Por último tenemos En línea, que como su propio nombre indica es para jugar online y se divide en dos partes: Smash, en el que nos enfrentamos a jugadores de todo el mundo, pudiendo buscar rival mientras jugamos a otros modos; y Espectador, donde nos limitamos a observar a otros luchadores. Es una pena que no acabe de funcionar del todo bien, sobre todo si tenemos en cuenta que para jugar online hay que pagar una suscripción, aunque es justo comentar que cuando no hemos tenido problemas lo hemos disfrutado muchísimo.

Como extra tenemos un baúl, donde escuchar las canciones desbloqueadas, ver repeticiones, nuestros registros, los desafíos, consejos, secuencias o acceder a la tienda para gastar los goldones que hayamos ganado a lo largo del juego en diferentes.

A nuestro modo de ver, el más destacado es la Aventura, donde Lúmina, una entidad divina de luz, decide crear un nuevo mundo, por lo que manda a las Master Hands para acabar con todos los personajes, convirtiéndolos en espíritus y creando clones. No es una historia profunda, pero sirve como excusa para avanzar por sus numerosos escenarios, descubrir secretos e ir mejorando a nuestros personajes como si de un RPG se tratará. Eso sí, todas las modalidades son necesarias para desbloquear ciertos contenidos, así que deberéis jugarlas.

La duración de este juego es extensísima, ya sea por la gran cantidad de modalides para un jugador, el multijugador o por los desbloqueables, que no dejan de aparecer uno tras otro. Es un juego que sorprende a cada momento, estando especialmente cuidado en lo que a homenajes al mundo de los videojuegos se refiere, por lo que es ideal para aquellos que adoren el mundillo.

El apartado gráfico, como no podría ser de otra forma, está a la altura de lo esperado, con personajes perfectamente modelados, detallados y animados, y escenarios cargados de detalles y referencias que cambian constantemente. Si a ello le sumamos unos efectos muy cuidados, un pequeño toque de cell shading para que todos los personajes estén bien implementados sin importar su procedencia y que funciona constantemente a 60 fps, tenemos un juego  muy completo en este sentido.

Pero donde de verdad destaca el juego es en su banda sonora, que incluye más de 900 temas que sirven como una gran biblioteca para los amantes de los videojuegos. Hay melodías nuevas, clásicas o remezcladas, teniendo cada saga su representación en este juego para hacer las delicias de los jugadores. Junto a ellas tenemos geniales efectos de sonido, voces en inglés o español (variando según el personaje) y textos en completo castellano para no perdernos ningún detalle.

Super Smash Bros. Ultimate es, en definitiva, un título enorme, cargado de contenidos y con una jugabilidad a prueba de bombas que, además, sirve como gran homenaje al mundo de los videojuegos. Personajes bien diferenciados, escenarios cargados de detalles, montones de modalidades tanto para jugar en solitario como en compañía o muchísimos desbloqueables hacen que sea inolvidable.

Un juego que, además de ser un nuevo imprescindible para la consola, podréis disfrutar durante mucho tiempo por recibir constantes actualizaciones de contenido.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios