Análisis | Vídeos | 19 DIC 2019

Análisis de The Bard's Tale IV: Director's Cut

Tags: PC Xbox One PS4
Uno de los juegos de rol más emblemáticos de todos los tiempos llega con su edición definitiva, The Bard´s Tale IV: Director´s Cut, que llega plagado de novedades y ajustes.
Cartel The Bard´s Tale IV Director´s CutPlay

The Bard´s Tale IV: Director´s Cut es un RPG de exploración de mazmorras en primera persona con combates estratégicos por turnos. Desarrollado por inXile Entertainment, esta aventura nos lleva a recorrer laberínticos pasillos cargados de secretos, misiones y muchos puzles a resolver, pero sobre todo batallas intensas en las que un paso en falso puede llevarnos hasta la muerte. The Bard´s Tale IV: Barrow´s Deep es el nombre del juego original lanzado en Septiembre de 2018 en PC, siendo la versión Director´s Cut la más actual y añadiendo nuevas funciones, correcciones y contenidos, llegando además por primera vez a consolas y como actualización gratuita en PC para todos los que se hicieron con el juego en su momento.

Su historia nos lleva hasta un mundo de fantasía en el que hay un mal escondido entre las sombras que ha esperado pacientemente hasta que llegara su momento. Debido a estos sucesos, la iglesia está persiguiendo a todo aquel que sea capaz de utilizar magia para sacrificarlo al pensar que ellos son los responsables de todo lo ocurrido. Aquí nos ponemos en el papel de Melody, la trovadora, que ve como ejecutan injustamente a los magos y después consigue escapar de sus perseguidores. Ahora tendrá que reunir a un grupo para intentar salvar al mundo del desastre.

La premisa no es nada del otro mundo, pero poco a poco mejora y cuenta con algunas conversaciones que resultan tremendamente divertidas y hacen que la aventura sea más amena a pesar de tratar temas un tanto oscuros. Además hay montones de opciones de diálogo por descubrir y, sobre todo, cuenta con textos en castellano para que no tengáis ningún problema a la hora de seguir la trama.

Nada más comenzar podemos elegir entre varios estilos de combate que determinarán la dificultad de los mismos, dónde podemos guardar la partida, si resucitamos automáticamente, si hay muerte permanente o si podemos ver a los enemigos en el mapa. Están muy bien ajustados, permitiendo a cada jugador afrontar la aventura como mejor se adapte a su nivel de habilidad. Después también seleccionaréis el estilo de exploración, con varias opciones como activar el minimapa, el modo de movimiento o poder omitir los puzles entre otras.

Al avanzar un poco en la aventura podréis elegir si queréis seguir con Melody o bien crear a un nuevo personaje desde cero. Si optáis por crearlo, contáis con cuatro clases entre las que elegir, cada una con sus propias estadísticas y habilidades únicas: bardo, adepto, guerrero o ladrón. Pueden parecer pocas, pero pronto veréis que cuentan con especializaciones a ir desarrollando que dan lugar a un total de 21 subclases diferentes para poder crear un grupo de lo más diverso. Además tendréis que seleccionar su cultura (lo que define su raza), personalizar su aspecto seleccionando un retrato, su voz y el nombre que le daréis, así como activar algunas pericias, que vienen a funcionar como el árbol de desarrollo en el juego.

Sus mecánicas son bastante sencillas de aprender, pero los combates resultan mucho más profundos y estratégicos. Aquí podemos llevar a un grupo de varios personajes, desplazándonos libremente por los escenarios para conversar con otros, localizar secretos, hacernos con objetos o resolver puzles, entre otros, comenzando los combates al entrar en contacto con los rivales. Al acercaros veréis la dificultad de los mismos, así que cuidado con los más peligrosos. Si los sorprendemos, podemos comenzar con una pequeña ventaja.

Las batallas, como hemos comentado, se desarrollan por turnos y tenemos tres puntos de oportunidad para gastar en cada uno de ellos, aunque este número de puntos aumentará a medida que progresamos en la aventura. Los personajes tienen habilidades que cuestan puntos de oportunidad para activarlas, terminando el turno cuando se agotan o bien lo deseemos nosotros. Estos combates tienen lugar en una cuadrícula de 4x4, determinando la posición de los personajes y la habilidad elegida si pueden o no alcanzar al rival, lo que los dota de una parte estratégica muy interesante.

Al acabar con los rivales obtenemos experiencia que nos ayuda a subir de nivel y útiles para la aventura, tales como consumibles o equipamiento para los personajes. Al subir de nivel conseguimos  un punto de pericia que podemos invertir en un completo árbol de habilidades que se divide en cuatro apartados, cambiando estos según la clase de personaje que hayamos elegido. Además, hay diferentes rangos a los que sólo podemos acceder gastando un número determinado de puntos de pericia, aunque la primera vez tenemos que viajar hasta el Gremio de Aventureros para que evaluen si somos dignos de avanzar. Una de las novedades de esta versión es que podemos reasignar dichos puntos para poder desarrollar a un personaje como nosotros queramos en cualquier momento.

Otro aspecto importante es el inventario, el cual tiene un espacio limitado y tenemos que saber gestionarlo. Aquí se acumulan piezas de equipamiento, consumibles y otros útiles, aunque en ocasiones tendréis que ir tirando objetos para coger otros. No es muy habitual, ya que hay una cantidad de huecos bastante generosa.

Los escenarios, por otra parte, están perfectamente diseñados. Pueden parecer lineales en un primer momento, pero son muy amplios y cuentan con trampas y varias rutas ocultas a las que sólo tenemos acceso utilizando un determinado objeto o habilidad, haciendo que sea una delicia explorar hasta el último rincón. A lo largo de los mismos encontraréis piedras de la suerte, las cuales nos permiten guardar la partida y restaurar toda la vitalidad. Son muy útiles, así que aconsejamos usarlas siempre que os sea posible.

Los puzles están bien diseñados y son divertidos de resolver, pero llegado el momento pueden llegar a cansar por la repetición de los mismos. En el original existían algunos realmente complicados de resolver y, aunque siguen estando presentes, se ha añadido la canción de exploración “Lamento del esforzado” para que podamos saltarnos los que son obligatorios si así lo deseamos.

En cuanto a novedades de la versión Director´s Cut, tenemos muchas correcciones y mejoras, tales como una interfaz más intuitiva, más opciones de creación, reequilibrios en los combates, más opciones de dificultad, un nuevo capítulo al final del juego y muchos enemigos, objetos y armas nuevos. Además rinde de mejor manera que el original, aunque para ello hayan tenido que hacer ciertos sacrificios gráficos.

La duración del juego ronda las 40 horas, a lo que hay que sumarle multitud de tareas secundarias y secretos por descubrir. Es un título muy rejugable por las diferentes dificultades disponibles y las muchas maneras de afrontar la aventura, haciendo que cada viaje sea único y diferente al anterior.

El apartado gráfico ha reducido un poco su calidad en pos del rendimiento, haciendo que ahora funcione más fluidamente - a pesar de encontrar alguna que otra ralentización - y haya tiempos de carga menores entre zonas. Los escenarios son vistosos y, aunque tienen texturas planas y detalles mejorables, cuentan con mucha variedad y secretos por descubrir, con una dirección artística bastante buena. Los personajes, por otra parte, cuentan con modelados y animaciones simples, destacando en este sentido las criaturas que descubriréis a lo largo del juego. Lo mejor de todo son los efectos, que le aportan mucha vida al mundo del juego y a los combates.

El sonoro nos ha gustado mucho más, ya que encontraréis una gran cantidad de temas que podréis escuchar de los bardos que encontraréis repartidos por su mundo y que nunca os cansarán por su variedad. Todo ello llega acompañado de geniales efectos que ambientan a la perfección su mundo, junto con voces en inglés que no están nada mal y, como ya hemos comentado, textos en castellano.

En definitiva, The Bard´s Tale IV: Director´s Cut es un título pensado para aquellos que disfruten de la exploración, la resolución de puzles y unos combates tácticos la mar de entretenidos. Hay muchísimos secretos por descubrir que nos hacen perdernos durante horas por sus escenarios, siendo éste uno de sus principales atractivos. Quizás ciertos puzles y la repetición de combates puedan llegar a cansaros en algún momento, pero éste no ha sido nuestro caso. Además hay montones de opciones para personalizar la partida y a nuestro grupo que lo vuelven muy rejugable. En lo negativo diremos que seguimos encontrando ciertos bugs que pueden arruinar la experiencia.

Un juego que recomendamos a los amantes de los juegos de rol y exploración de mazmorras de la vieja escuela, especialmente si os atrae el perderos por un mundo de fantasía lleno de peligros.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios