PC
Xbox One
PS4
Switch

Análisis de Two Point Hospital

Los legendarios creadores de Theme Hospital se juntan de nuevo para traernos Two Point Hospital, una secuela espiritual que incluye diversas mejoras para adaptarse a la actualidad.

Cartel Two Point Hospital
Play

Two Point Hospital es un simulador de gestión de hospitales en los que nos ponemos en el papel de un administrador, teniendo que gestionar, curar y mejorar en un entorno sanitario atípico y constante cambio. Editado por Sega y desarrollado por Two Point Studios, un equipo formado por veteranos de la industria que trabajaron en Bullfrog, Muckyfoot o Lionhead, y tras su paso por PC, el título llega ahora a consolas con un gran trabajo tras de sí, encontrando controles y una interfaz perfectamente adaptada a los mandos, toda la diversión del original y, de serie, los DLCs de Bigfoot y Pebberley Island.

En primer lugar nos vamos a centrar en los controles y la interfaz, los cuales ya funcionaban de manera muy ágil e intuitiva en la versión de PC. Estos han sido rediseñados para adaptarse a las consolas, utilizando los sticks analógicos para desplazar la cámara y rotarla, así como para navegar por los menús, los gatillos traseros para hacer zoom, botones para seleccionar y salir, y el resto para otras opciones extra. Nos ha sorprendido lo estupendamente bien que funcionan, siendo realmente intuitivos, rápidos y precisos. Esto no sería posible sin una interfaz que también funciona a las mil maravillas, donde encontraréis un menú para acceder rápidamente a las salas, objetos y personal disponibles, todos los detalles de objetivos o el dinero que tenemos entre mucha otra infomación, aunque siempre sin entorpecer la vista sobre lo que ocurre en pantalla.

Es un título en el que fácilmente podemos perder de vista nuestro objetivo principal, que es mantener vivos y contentos a los pacientes. Para ello tendréis que proporcionarles un lugar de espera, cubrir sus necesitades de hambre, sed o ganas de ir al baño, y que tengan algo para entretenerse, pero sobre todo que puedan acceder a una consulta para descubrir cual es su enfermedad y que después pueda ser tratada.

Por supuesto, cada vez nos exigirán más, teniendo que cuidar de ellos construyendo más salas, mejor equipamiento e incluso personalizando las estancias con ciertos extras, así como añadiendo un personal mejor cualificado, lo que a su vez mejorará la reputación de nuestro hospital y nos genera más beneficios. Esto, sumado a los diferentes peligros que se irán sucediendo, tales como epidemias, problemas térmicos, terremotos u otros desastres, hacen que sea tremendamente entretenido en cada partida.

Cada persona, incluido el personal médico, tiene sus manías, virtudes y defectos, teniendo que buscar un buen equilibrio a la hora de contratar sin que ello nos lleve a la ruina. Por suerte, podemos consultar rápidamente información sobre ellos pinchando encima en cualquier momento, además de poder entrenar sus habilidades para que vayan mejorando sus servicios. A esto ayuda una IA que funciona a la perfección, comportándose cada persona tal y como aparece en su descripción. Como es normal, de vez en cuando veréis algún pequeño fallo, pero no es nada importante.

El modo principal del juego, como no podría ser de otra forma, es la Campaña. Aquí viajaréis hasta el mapa de Two Point, donde podréis hacer un seguimiento de vuestro progreso hacia las tres estrellas de cada hospital, ver un resumen de los objetivos y cambiar entre hospitales. La curva de aprendizaje está muy bien estudiada, empezando por construir y gestionar un hospital básico para poco a poco ir haciéndonos a su manejo y pasar después a retos más complejos, encontrando cada vez más elementos a gestionar que pondrán a prueba toda vuestra destreza.

Las misiones suelen estar centradas en curar a cierto número de pacientes, alcanzar una determinada reputación o conseguir una cantidad mínima de dinero entre otras, pero de vez en cuando nos ofrecen desafíos alternativos como saber gestionar bien un hospital público en vez de privado, lo que limita los fondos disponibles, o unas condiciones específicas que lo diferencian del resto entre otros. Todo ello hace que nunca se nos haya hecho aburrido y queramos seguir avanzando.

Uno de los detalles que siempre nos ha encantado de Theme Hospital fue el gran sentido del humor del que hacía gala, y en Two Point Hospital sigue estando presente. Desde las disparatadas enfermedades de los pacientes y las máquinas que los curan hasta el comportamiento de los médicos cuando están solos en la sala, todo ello acompañado siempre de comentarios muy sarcásticos que sabrán sacaros más de una sonrisa.

La duración de la campaña es muy extensa, a lo que además hay que sumarle lo rejugable que es por intentar conseguir todas las estrellas y el añadido de los dos contenidos descargables de serie, Bigfoot y Pebberley Island, donde los jugadores podrán explorar nuevas zonas y enfermedades específicas de cada región para añadirle aún más horas de juego a la aventura. Además, a lo largo del juego podréis conseguir Kudos que podréis invertir en comprar objetos decorativos y mejoras para las instalaciones que os permitirán crear un hospital a vuestro gusto.

Hemos de comentar que tanto el Modo Sandbox como el Iniciativa Supervirus, modalidades bien conocidas por aquellos que jugaron a la versión de PC, no están incluidos desde el inicio en consolas, sino que llegarán como actualización gratuita a finales de Marzo. Del modo Sandbox poco tenemos que comentar más allá de ofrecer total libertad para crear un hospital a nuestro gusto, mientras que la Iniciativa Supervirus se trata de un modo donde colaboramos con nuestros amigos y otras organizaciones online en proyectos especiales de investigación a nivel local o global para descubrir tecnología y recompensas únicas para el juego.

En el apartado gráfico tenemos diseños simpáticos tanto para los escenarios como para los personajes, con animaciones realmente vistosas que hacen que sepamos cuales son las necesidades de cada paciente o su estado de ánimo en todo momento, siendo en este sentido muy similar a la versión de PC. Los efectos están muy cuidados, además de poder manejar la cámara con total libertad y de haber añadido una nueva aérea que nos permite controlar mejor todo el terreno. Comentar que funciona de manera fluida en todas las plataformas, aunque en Switch hay alguna que otra ralentización en el modo portátil. Lo que más nos ha llegado a molestar es la duración de algunas cargas, aunque por suerte no son demasiadas.

En el sonoro tenemos buenas melodías que acompañan nuestra gestión, geniales efectos de sonido y voces en inglés, entre las que destacan los geniales comentarios que realizan por megafonía. Los textos están perfectamente traducidos, si bien hemos echado en falta el doblaje al castellano del que hacía gala Theme Hospital.

Como conclusión, Two Point Hospital encantará a aquellos que disfrutaron de Theme Hospital o que busquen un gran juego de gestión de hospitales, estando ante una conversión para consolas muy digna, con unos controles y una interfaz que funcionan a la perfección, mucho humor y montones de horas de juego, a las que hay que añadirle los dos contenidos descargables extra. Quizás la dificultad está algo descompensada en determinados momentos, pero no es nada demasiado preocupante.

El equipo de Two Point Studios ha sabido como sorprendernos con una secuela espiritual muy digna, la cual sólo podemos recomendar y de la que seguimos esperando grandes cosas para el futuro.



Video Análisis

Análisis

Análisis

Análisis

Más Contenidos