Análisis | Vídeos | 04 JUN 2020

Análisis de Veterans Online

Tags: PC
La desarrolladora independiente Nuked Cockroach nos trae un nuevo juego free-to-play cargado de acción, Veterans Online, que hoy ocupa nuestro análisis.
Cartel Veterans OnlinePlay

Veterans Online es un shooter de acción multijugador online free-to-play en el que se enfrentan dos equipos de cinco jugadores cada uno con montones de armas a su disposición. Aquí el trabajo en equipo y las tácticas son esenciales para conseguir la victoria, utilizando muchos elementos del escenario para ocultarse de los enemigos y así poder sorprenderlos. Encontraréis tres modos dejuego que pondrán a prueba vuestra destreza para poder ascender en las tablas de clasificación y mejorar el rango, con montones de opciones de personalización para el personaje que os representa.

Sus mecánicas son simples e intuitivas, explicándose éstas mediante videotutoriales.  El juego se desarrolla desde una perspectiva aérea y podemos desplazarnos libremente por los escenarios a pie (andando, con sigilo o esprintando) o utilizando monturas, con un sistema de doble stick (o apuntado con el ratón) para apuntar y disparar o atacar cuerpo a cuerpo, y la capacidad de rodar para esquivar, movimiento que consume resistencia. Pero lo más curioso es que hay zonas sombrías que nos indican si los enemigos pueden vernos desde ciertos ángulos al escondernos tras objetos o en la hierba alta, aportándole así un toque muy estratégico que funciona bastante bien. También contamos con una barra de vitalidad que, lógicamente, se agota con cada impacto.

Hay muchas armas disponibles, pudiendo comprar durante la propia partida algunas primarias, secundarias u objetos con el dinero que hayamos conseguido, haciendo que los jugadores que toman más riesgos sean mejor recompensados. Requiere mucha precisión, ya que las balas se agotan y pueden dejarnos vendidos mientras se recargan. Pero no os preocupéis, también hay objetos con los que tender trampas a los rivales e intentar sacar ventaja de la situación. En total podemos llevar equipadas una ligera y una pesada, así como cuatro objetos diferentes, siendo el cuchillo un útil que siempre llevamos encima. Además este armamento puede obtenerse de diferentes cajas o de los enemigos caídos.

En todo momento contamos con un minimapa donde aparece marcado el objetivo, con escenarios bastante trabajados y cargados de elementos para que podamos ocultarnos para sorprender a los enemigos y modificaciones en el terreno que permiten plantear interesantes estrategias. Son bastante variados entre sí, no dando nunca la sensación de estar en el mismo lugar. Debido al tamaño de algunos de ellos y para viajar con rapidez desde un lugar a otro de los mismos, contamos con diferentes monturas que agilizan el proceso. Comentar que en el momento de realizar este análisis sólo hay tres disponibles, aunque al ser un título free-to-play es normal que vayan añadiendo más en el futuro.

Estas tres localizaciones ofrecen a su vez tres modalidades de juego diferentes. En X-Road tenemos el típico Capturar la bandera, en la que debemos coger la bandera enemiga y llevarla hasta nuestra base mientras defendemos la nuestra, ganando el equipo con más puntos. Cross River ofrece el Control territorial, donde hay que intentar mantenerse dentro de un área circular para anotar puntos. Y por último, Neotesla presenta Capturar el punto, que nos propone cumplir objetivos, como mantenernos en una zona para capturarla o defender un objetivo, para conseguir puntos.

A estos modos accedemos directamente desde una partida rápida con la que viajamos hasta una sala ya creada, una partida personalizada con la que nosotros creamos una y el modo competitivo, que por desgracia a día de hoy está bloqueado y no hemos podido probarlo. Hemos echado en falta un tutorial práctico, ya que, aunque sus mecánicas están bien explicadas mediante dos vídeos, hay detalles que se aprenden mejor sobre el terreno. Además, existen algunos elementos que no son explicados, tales como el sistema de visión.

La personalización cuenta con muchos elementos estéticos que nos permiten modificar el pelo, la cabeza, añadir elementos al torso, las piernas, sombreros y mochilas. Pero también hay otros aspectos personalizables como las provocaciones, las etiquetas o las monturas, requiriendo monedas de diferentes tipos para desbloquear la mayoría de elementos. Estas monedas pueden adquirirse de dos formas, cumpliendo ciertas misiones y aumentando poco a poco nuestro nivel con la experiencia que conseguimos en las diferentes partidas o a través de micropagos. Como es lógico, se tarda menos con los micropagos, aunque al final son elementos estéticos que no tienen una gran importancia durante las partidas. Si también integráis vuestra cuenta de Twitch, conseguiréis monedas diarias por jugar, retransmitir o ver las partidas de otros jugadores, encontrando misiones exclusivas para los jugadores que lo hagan.

Es un juego realmente entretenido y cuyas mecánicas funcionan bastante bien, aunque a día de hoy la escasez de contenidos (en cuestión de escenarios y modos de juego) puede hacer que rápidamente se vuelva algo monótono. Aún así, hay que recordar que este juego es free-to-play, por lo que podemos aseguraros que se irán añadiendo nuevos elementos en un futuro.

En cuanto al apartado gráfico, técnicamente no está nada mal, con personajes que utilizan una estética de dibujos animados y escenarios similares pero con un toque un poco más realista que cuentan con bastantes detalles, congeniando bien ambos estilos. Los efectos están cuidados y en general  funciona con fluidez sin requerir un equipo potente. Como pega diremos que la interfaz y ciertos menús son mejorables, pero nada preocupante. El sonoro utiliza melodías de corte militar para ambientar las partidas, buenos efectos de sonido para las armas y de ambiente para llevarnos hasta sus escenarios, así como algunas voces en inglés. Los textos llegan en varios idiomas, entre ellos el castellano.

Como conclusión, Veterans Online es un juego muy accesible y divertido que os enganchará a poco que os atraiga su propuesta, con batallas rápidas pero muy estratégicas que requieren conocimientos sobre las distintas armas y objetos. Las tablas de clasificación online hacen que siempre estemos compitiendo por ascender, con recompensas en forma de monedas que además podemos invertir en cambiar el aspecto de nuestro personaje y otros extras. Quizás a día de hoy su mayor problema está en la escasez de contenidos, pero al ser un título free-to-play estamos seguros de que es algo que se irá corrigiendo con el tiempo.

Un título que, al menos, merece la pena probar para saber si encaja con vuestros gustos, siendo difícil desengancharse tras unas partidas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios