Análisis | Vídeos | 05 NOV 2020

Análisis de Watch Dogs: Legion (PS4, Xbox One, PC y Stadia)

Únete a la resistencia y recupera Londres en Watch Dogs: Legion, la nueva entrega de la afamada saga de Ubisoft que te permite jugar con casi cualquier personaje de la ciudad.
Cartel Watch Dogs LegionPlay

Watch Dogs: Legion es un título de acción y sigilo en tercera persona que se desarrolla en un mundo abierto, más concretamente en la ciudad de Londres en un futuro cercano. El juego sigue las pautas marcadas por las anteriores entregas de la franquicia, donde podemos usar el móvil y todo tipo de tecnología para intentar cumplir las misiones que se nos presentan, siendo la mayor novedad la inclusión del “Play as Anyone”, que permite jugar con casi cualquier personaje que nos encontramos por la ciudad, cada uno con sus propias habilidades y características únicas a aprovechar. Comentar además que todos los jugadores que se hagan con el juego en PlayStation 4 o Xbox One conseguirán de forma gratuita la versión del juego en sus respectivas sucesoras, versión a la que le dedicaremos su propio análisis más adelante.

Su historia nos lleva hasta un futuro cercano donde Londres se está desmoronando y cuatro grupos oportunistas se hacen con el control de la ciudad: un crimen organizado que se aprovecha de los más vulnerables, futuristas que buscan el progreso a toda costa, una empresa militar privada que restringe las libertades de los ciudadanos por un precio y la compañía S.I.R.S., que se encarga de vigilar la ciudad con tecnología onmipresente. En medio de todo este caos se encuentra una vez más DedSec, un grupo de la resistencia que intenta ponerle fin al conflicto con todos los medios disponibles. Lo malo es que dicho grupo ha sido disuelto tras ser acusados injustamente de unos atentados que fueron cometidos por una misteriosa organización conocida como Día Cero. Al menos los ciudadanos parecen no haber caído en esa trampa, así que ahora tendremos que realizar favores para reclutarlos para la organización y poco a poco formar una legión capaz de enfrentarse a dichos enemigos.

Este argumento cuenta con una premisa interesante, con algunas sorpresas a lo largo de su desarrollo, un poco de misterio y giros que sabrán llamar vuestra atención. No es la más original que hayamos visto, pero sí que deja un mensaje claro sobre el camino que puede tomar nuestra sociedad, donde la tecnología nos mantiene controlados, los gobiernos intentan hacerse con las calles, el fascismo crece o la delincuencia abunda. Además, aunque la ciudad de Londres no está representada al cien por cien, podréis encontrar sus lugares más icónicos, con un mapa de gran tamaño dividido en distritos controlados por cada una de las facciones. Comentar también que hay montones de documentos de audio que permiten profundizar más en esta trama a través de diferentes objetos de audio. Una vez más se agradece que nos llegue con textos y voces en castellano, aunque para estas últimas hay que descargar un pack gratuito por separado.

Nada más comenzar os tocará elegir una de las tres dificultades: fácil, normal o difícil, para después superar una introducción y pasar a elegir al primer personaje. Que no os importe demasiado su aspecto, ya que podréis reclutar a más personajes a lo largo de la aventura y modificar todo su equipamiento visitando las diferentes tiendas disponibles. Se agradece también que haya varias opciones de accesibilidad y la posibilidad de elegir si queremos que haya muerte permanente para nuestros personajes o no.

Sus mecánicas no han variado demasiado desde lo visto en el anterior título, pudiendo desplazar libremente a nuestro personaje, saltar, correr, interactuar con ciertos objetos y personajes, utilizar coberturas, ir agachado para entrar en modo sigiloso, utilizar armas para atacar a distancia o bien optar por el cuerpo a cuerpo. Como hemos comentado, es un juego más pensado para el sigilo al tener que utilizar nuestro móvil y herramientas para intentar resolver puzles pirateando cámaras, moviendo vehículos, robando claves, abriendo puertas, poniendo trampas, etc… Las posibilidades son muy amplias en este sentido, lo que hace que las misiones sean muy divertidas. No sucede lo mismo con los combates cuerpo a cuerpo, que se limitan a atacar, romper la defensa, esquivar y contraatacar, lo que hace que pronto optemos por el sigilo y poner a descansar a los rivales sorprendiéndolos por la espalda. De vez en cuando también hay algunos tiroteos, los cuales funcionan bien pero no son la mejor opción.

Una de las cosas que más nos ha gustado es que por la ciudad hay repartido dinero (conocido como ETO) y puntos a invertir en tecnología que están bien ocultos y casi siempre nos obligan a inspeccionar los escenarios a fondo. El ETO se puede utilizar para comprar diferente equipamiento en las tiendas, el cual no repercute en la jugabilidad pero ofrece montones de opciones de personalización. Los puntos de tecnología, por otra parte, se invierten en adquirir nuevos aparatos, mejoras, armas y hackeos que abren un mundo de posibilidades a la hora de afrontar las diferentes misiones, conservándose además entre los distintos personajes. Como veréis, no es un árbol muy complejo, pero está bien elaborado de cara a su jugabilidad.

Pero lo mejor de esta entrega, sin duda, es poder reclutar a casi cualquier ciudadano para nuestra causa. Con nuestro móvil podemos ver qué ciudadano está a nuestro favor y sus características únicas, para después hablar con ellos,  realizar la tarea que nos encomienden y que se nos unan. En cualquier momento podemos cambiar entre ellos para aprovechar sus cualidades, como entrar en una instalación con un guardia, colarnos en una obra con el gigantesco dron de un obrero y utilizar su llave inglesa o incluso manejar a una anciana que nos complica un poco más la tarea entre otras muchas posibilidades. Podréis incluso encontrar a El Rubius, lo que hará las delicias de sus seguidores. No todos son igual de útiles, así que aseguraos de coger a los que necesitéis, aunque siempre es bueno echarse unas risas con algunos de ellos.

En cuanto a misiones, hay una gran cantidad disponibles y las de la historia principal resultan muy entretenidas y variadas. Es cierto que el resto suelen parecerse entre sí, pero al tener tantas formas de afrontarlas resultan realmente divertidas. Las que más se repiten son las de reclutamiento, si bien son igualmente entretenidas por el mismo motivo. Comentar que, cuando completamos actividades de distrito y se rebelan, conseguimos más apoyo para DedSec, además de poder ver la localización de los puntos de tecnología y obtener reclutas expertos, que suelen ser los más útiles para las misiones.

Por otro lado, también encontraréis tareas optativas para intentar ganar seguidores, como hackear la señal de las pantallas gigantes para que muestren nuestro mensaje, pintar grafitis o destrozar servidores, entre otros. No son las más originales, pero resultan entretenidas al plantear diferentes puzles para conseguir nuestro objetivo.

La ciudad, como hemos comentado, es muy amplia y podemos coger todo tipo de vehículos para viajar por ella, con un sistema de conducción que es mejorable. Hay que tener mucho cuidado con lo que hacemos, ya que podemos activar un estado de alarma que hacen que nos persigan por toda la ciudad, ya sea a pie, en vehículos o incluso con drones que nos atacan con todo tipo de armamento. A mayor delito, más estado de alarma, teniendo que utilizar todo tipo de tretas para escapar como activar plataformas o cambiar la dirección de otros vehículos para que se estrellen. Al estar basado en una ciudad futurista, hay muchos vehículos no tripulados, siendo los más fáciles de robar sin llamar la atención.

La duración de la campaña da fácilmente para más de 20 horas de juego, con montones de tareas optativas a realizar por el mapa, tecnología y armas a desbloquear y mejorar, equipamiento a conseguir y secretos por descubrir que amplían mucho esta duración. Además el juego incluirá el 3 de Diciembre un multijugador gratuito en el que cuatro jugadores podrán cooperar para realizar misiones o competir entre sí usando drones araña armados, así como otros contenidos, aunque todavía, como es lógico, no hemos tenido la oportunidad de probarlo para hablaros más de él.

El apartado gráfico nos ha gustado mucho, pero más por la atención al detalle que hay en la ciudad que por los personajes. Esta Londres futurista cuenta con montones de neones, efectos de iluminación trabajados, tiendas variadas en las que hacernos con diferente equipamiento, algunos vehículos automatizados, drones sobrevolando las calles, peatones que llevan su vida… Es muy completo en este sentido y nunca nos cansamos de pasear por sus calles. Los personajes no están nada mal, pero no alcanzan esa calidad y sus animaciones podrían estar mejor, encontrando algunos demasiado parecidos entre sí (cosa que es normal por el gran número disponible). Si además contáis con la versión de PC, podéis mejorar la resolución y activar el raytracing para ver como mejora toda la iluminación en general y los reflejos, si bien podría estar mejor optimizado. Aún con todo ello, no se libra de algunos bugs, así como de algún que otro tiempo de carga que esperamos sea mucho menor en las nuevas consolas.

En el sonoro tenemos una larga lista de temas licenciados que hacen que sea una delicia montarnos en un vehículo, poner la radio y escucharlos con tranquilidad mientras paseamos. Los efectos están muy trabajados para hacernos sentir como si estuvieramos dentro de la ciudad, todo acompañado de textos y voces en varios idiomas, entre los que se encuentra el castellano. Eso sí, también hay algunos bugs en este sentido, como voces que se desincronizan o, simplemente, dejan de sonar.

Como conclusión, Watch Dogs: Legion es un título cuya trama, sin sorprender demasiado, sabe dejar un buen mensaje, ofreciendo muchas horas de juego y una ciudad llena de detalles y tareas a realizar. Sus misiones más allá del hilo principal no están tan elaboradas en general, pero el poder afrontarlas con personajes cuyas cualidades resultan únicas ofrece multitud de posibilidades que evitan que caiga en la monotonía a lo largo de su desarrollo. Es un juego que siempre nos hace querer más, buscando por cada rincón del mapa para encontrar a ese personaje único que nos abra nuevas opciones y descubrir todos sus secretos. Además, audiovisualmente es muy bueno a pesar de tener algunos bugs que no empañan el gran resultado obtenido.

Los seguidores de la franquicia o aquellos que quieran pasar buenos ratos por una Londres futurista, encontrarán en Watch Dogs: Legion un juego divertido y que sólo nos deja con ganas de saber cómo mejorará la experiencia en la nueva generación de consolas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios