Análisis | Vídeos | 21 NOV 2018

Vídeo análisis de The World Ends With –Final Remix-

Tags: Switch
Una lucha contrarreloj os espera en The World Ends With You –Final Remix-, la versión remasterizada del título de Square Enix.
Cartel The World Ends With You Final RemixPlay

The World Ends With You –Final Remix- es un RPG con batallas en tiempo real en el que debemos acabar con enemigos y desvelar los secretos de su mundo utilizando pins. Es la versión remasterizada de la aventura que se lanzó originalmente en 2007 para Nintendo DS, pero ahoraincorporando un sistema de control renovado y un capítulo extra que nos desvela más detalles sobre su trama entre otras mejoras y añadidos. Como descubriréis, está basado en la adaptación Solo Remix que se lanzó posteriormente para dispositivos móviles, con mecánicas pensadas para ser utilizadas en una sola pantalla.

Su historia nos habla sobre Neku, un joven habilidoso con los grafitis que recibe un aterrador mensaje en su teléfono: si no logra completar una serie de retorcidas misiones en los siete próximos días, dejará de existir. Así comienza su viaje hacia lo desconocido, acompañado de una chica llamada Shiki, teniendo que descubrir la oscura verdad que se esconde tras su situación y derrotar a un misterioso grupo conocido como los Segadores.

Este argumento es muy bueno, con montones de sorpresas y giros que le aportan mucho interés, como ya ocurrió en su momento. Si a ello le sumamos unos personajes tremendamente carismáticos y dilemas morales sobre la sociedad actual, estamos ante un título muy completo en este sentido. Además esta versión incorpora un capítulo extra que nos permite profundizar aún más en la trama de Neku y, por primera vez, textos en castellano para que no os perdáis ningún detalle.

Los controles, como es lógico, han cambiado para adaptarse a la nueva plataforma. Aquí tenemos dos opciones: usar el modo televisor, donde con los controles de movimiento de un Joy-Con manejamos un puntero y los botones, o el modo portátil, que opta por utilizar la pantalla táctil de la consola. Ambos sistemas dejan bastante que desear, algo que hace que la opción más factible sea a la que os acostumbréis primero, pero una vez os hacéis a ellos encontraréis un título con batallas frenéticas y muy vistosas. Lo mejor es que incluye un modo cooperativo en el que cada jugador utiliza un Joy-Con para manejar a un personaje, dividiéndose la tarea y haciendo que sea mucho más satisfactorio.

Si por algún casual no conseguís haceros bien a ellos, siempre podéis ajustar la dificultad para que resulte más asequible, con la opción de poder cambiarla en cualquier momento de la aventura. Eso sí, cuanto mayor sea el reto, mejor será la recompensa, que vendrá en forma de más experiencia y objetos raros. Esto os animará a afrontar desafíos cada vez mayores para ir mejorando a los protagonistas.

Sus mecánicas son un tanto extrañas al comienzo, pero una vez os hagáis a ellas os atrapará. Aquí nos desplazamos libremente por su mundo dividido en zonas, apareciendo de vez en cuando personajes con los que hablar y enemigos a los que debemos derribar para seguir avanzando. En principio, no podemos hacer daño a los enemigos del juego, así que para ello se utilizan pins, cada uno con su propia acción a realizar. Una vez usados, tenemos que esperar un tiempo para que se recuperen, por lo que movernos ágilmente para esquivar las acometidas de los enemigos se vuelve esencial.

Al tener una única pantalla, ahora sólo controlamos a Neku, apareciendo los aliados como si de un pin se tratara. Aquí los invocamos para que realicen su acción única, sin que reciba ningún tipo de daño, teniendo cada uno su propio estilo y siendo adecuados para unas situaciones concretas. Cuentan con un indicador que poco a poco se van rellenando durante la batalla y, al llegar al máximo, nos permite utilizar un ataque especial llamado Fusión, que une la fuerza de los dos aliados para crear un movimiento muy poderoso que varía según el compañero elegido. Además se puede potenciar mediante un minijuego de cartas.

En general, estas batallas siguen siendo muy divertidas, pero algunos cambios no han terminado de convencernos. Esto se nota especialmente cuando nos enfrentamos a los jefes, que anteriormente hacían uso de la doble pantalla y debíamos manejar a los dos personajes a la vez para derrotarlos. Ahora sólo manejamos a uno y, al ser el aliado un pin, tenemos que esperar a que se recargue, haciendo que a la larga sea algo más pesado.

Cuando derrotamos enemigos obtenemos experiencia para intentar subir de nivel y dinero que podemos invertir en nuevos pins, ropa u otros objetos. Como curiosidad, podemos decidir si queremos enfrentarnos a varios enemigos seguidos, haciendo que ganemos más experiencia para aumentar nuestro poder rápidamente, aunque conservamos las habilidades que llevemos equipadas en el primer combate. También está la opción de bajar el nivel del personaje para aumentar el ratio de aparición de pins, perdiendo nuestro protagonista poder ofensivo y defensivo.

Otro aspecto muy imporante es ir a la moda según el distrito en el que nos encontremos. Según la ropa y los pins que llevamos, podemos mejorar los atributos de nuestro personaje o empeorarlos, aunque si usamos uno poco popular en una zona, podemos llegar a crear tendencia y conseguir jugosos extras. Lo mejor es que podemos hacernos amigos de los dependientes de las tiendas para obtener algunos beneficios. Por su parte, también hay comida que aumenta nuestras estadísticas temporalmente, pero no podéis abusar de ella.

Su duración ronda las diez horas, tiempo que se ve muy ampliado al completar la aventura con montones de extras. La mayor novedad viene dada por el nuevo capítulo, Un nuevo día, que añade más historia y misiones bastante desafiantes que pondrán a prueba toda la habilidad y los conocimientos que habéis adquirido a lo largo del juego. Además esconde una sorpresa muy interesante que no desvelaremos.

El apartado gráfico conserva el encanto del título original, con unos estupendos diseños que se ven acentuados por el aumento de resolución de la plataforma. Es cierto que hay algunos detalles que son mejorables hoy en día, como zonas que no están interconectadas, pero aún así sigue siendo muy vistoso. Lo mejor es el sonido, que sigue manteniendo las estupendas melodías de las que hacía gala, ya sea en versión original o reorquestada, con voces en inglés de gran calidad y, por primera vez, una magnífica traducción al castellano de sus textos.

En definitiva, The World Ends With You –Final Remix- es una buena oportunidad para conocer un RPG tremendamente divertido, con una historia muy trabajada, personajes que desprenden carisma y combates frenéticos. Además incorpora extras interesantes, como el nuevo capítulo o más misiones, que aportan más duración a la aventura. Eso sí, el control no es del todo satisfactorio en ninguna de las dos modalidades, llevando algo de tiempo adaptarse a ellos.

Un título que merece la pena probar por ofrecer algo diferente a lo que nos tienen acostubrados los JRPG, especialmente si os apasiona el género.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios