PC
Xbox One
PS4
Switch

Impresiones de King of Seas

Jugamos casi una hora para traeros nuestras primeras impresiones de King of Seas, una aventura pirata creada por 3DClouds que llegará a consolas y PC a comienzos de 2021.

Cartel Impresiones King of Seas

King of Seas es un RPG de acción para un jugador que nos lleva hasta un mundo pirata que se genera por procedimientos, estando cargado de islas perdidas llenas de tesoros, montones de misiones y, sobre todo, batallas navales que resultan muy divertidas. Desarrollado por 3Dclouds, el título nos invita a conquistar los mares para convertirnos en el rey de los piratas, conociendo por elcamino a todo tipo de personajes extravagantes y una trama sencilla pero divertida que le da un toque simpático para atraer a un público más amplio, todo con un aspecto gráfico cartoon bastante llamativo.

Su historia nos lleva hasta la antigüedad, a un mundo cargado de islas y diferentes ruinas donde el Reino de los Siete Mares desterró a los piratas para mantener la paz en el territorio y poder establecer rutas comerciales. Nosotros nos ponemos en el papel del primogénito del rey, quien es acusado falsamente de su asesinato y dado por muerto después de que los navíos de guerra reales hundieran nuestro barco. Tras naufragar, un grupo de piratas lo salva del fatal destino y es trasladado hasta su escondite, lugar en el que descubrirá un pequeño barco pirata que capitanearemos para ir en busca de la verdad, todo mientras intentamos enriquecernos y sobrevivir a su peligroso mundo.

El argumento que hemos descubierto por ahora no está gustando, encontrando mucho misterio, personajes simpáticos y un desarrollo con humor para hacer que sea más entretenida. Es cierto que todavía nos queda mucho por descubrir, pero apunta buenas maneras para tratarse de un título de piratería con diálogos breves que no interrumpen demasiado la acción.

Sus mecánicas son sencillas, pudiendo manejar nuestro navío con total libertad y utilizar todo tipo de armamento asignado a diferentes botones para intentar acabar con otros barcos, tardando después un tiempo determinado en recargarse para volver a ser utilizados. Hay muchos tipos de armamento a descubrir o comprar, así como capacidades especiales y talentos, además de tener que saber utilizar las condiciones atmosféricas a nuestro favor para esquivar y abordar al enemigo, siendo a veces muy valioso destruir su vela para que les cueste más navegar. Todo se desarrolla desde una perspectiva aérea para que sea más sencillo seguir la acción y tenemos la posibilidad de alejar o acercar un poco la cámara.

Algo que nos ha chocado de estos controles es que en la versión de PC, que es la que hemos probado, no podemos utilizar el ratón y cada ataque está asignado a una tecla, no sabiendo si es por tratarse de una versión previa o para que sean más sencillos de adaptar a los mandos cuando se lance la de consolas. Aún con todo ello no se maneja nada mal, pero quizás el ratón ayudaría a que resultara más ágil moverse por los diferentes menús.

Uno de los aspectos que más nos está gustando es el nivel de personalización de nuestro navío, pudiendo recoger botines que flotan en el agua o saquear los barcos derribados para conseguir mejoras, entre otros. Todos estos cambios son visibles, pudiendo incluso recoger a personas que van a la deriva para que se unan a nuestra tripulación. Los puertos, por otra parte, son los lugares desde los que aceptamos misiones, actualizamos el navío, depositamos nuestros bienes o compramos y vendemos útiles para la aventura. Es un sistema muy básico y que funciona bien, por lo que no necesita ajustes en este sentido.

Pero lo que quizás más os llame la atención es la exploración. Los mapas, como hemos comentado, se generan por procedimeintos, asegurándose así de que cada partida sea distinta. Pero esto no es todo, sino que el mundo que nos rodea cambia según las acciones que llevamos a cabo, alternando las rutas navales o adaptando la dificultad según los asentamientos conquistados para que siempre haya un desafío. Todavía no lo hemos podido jugar demasiado como para hablaros en profundidad de este tema, pero sí que nos hemos encontrado con algunos barcos que en principio parecen complicados de derrotar.

Las misiones son variadas, encontrando algunas en las que hacemos de escolta, otras en las que acabar con ciertos enemigos o mapas del tesoro que desvelan ubicaciones con recompensas interesantes, entre otros tipos. Al igual que con el resto de apartados, el tiempo que hemos jugado ha sido limitado, por lo que nos queda mucho por descubrir. Lo que sí os podemos decir es que cada navío o asentamiento tiene un nivel que nos indica su dificultad, pudiendo incluso hacer algunos aliados que nos ayuden en combate.

El apartado gráfico utiliza un estilo cartoon muy colorido que le sienta realmente bien a los personajes y a las localizaciones que visitamos. Pero no queda todo ahí, sino que hay climatología cambiante, transición entre el día y la noche y otros factores que además influyen en la jugabilidad. No es un portento técnico, pero lo compensa con una buena dirección artística para que resulte más llamativo. Además la interfaz es muy sencilla y accesible para evitar confusiones innecesarias.

En el sonoro contamos con melodías animadas que le sientan genial a su ambientación y nos invitan a explorar de forma relajada, con buenos efectos de sonido y textos en inglés que quizás echen para atrás a algunos jugadores, aunque como decimos es una versión previa, por lo que quizás se añadan más idiomas en un futuro.

Las sensaciones que nos está dejando King of Seas son bastante buenas, con una jugabilidad sencilla y muy accesible, un mundo cambiante, una dificultad que se adapta a nuestros actos y un apartado audivisual que desprende mucha simpatía, siendo navegar por sus mares una experiencia muy relajante y divertida. Todavía nos quedan muchas cosas por descubrir, como lo que cambian entre sí los escenarios generados por procedimientos o la variedad de misiones disponibles, pero por ahora nos está gustando.

A falta de jugarlo más en profundidad podemos decir que se trata de un RPG de acción que os atraerá sin importar lo aficionados que seáis del género, ya que los apartados jugables no son demasiado profundos a pesar de ofrecer muchas posibilidades.



Análisis