Artículos | Artículos | 05 MAY 2020

Impresiones Rogue Heroes: Ruins of Tasos

Tags: PC Switch
Viajamos por primera vez al mundo de fantasía y a las peligrosas mazmorras en Rogue Heroes: Ruins of Tasos, el nuevo juego de Heliocentric Studios y la editorial Team17 para PC y Switch.
Cartel Impresiones Rogue Heroes Ruins of Tasos

Rogue Heroes: Ruins of Tasos es un RPG de acción de estilo roguelike en el que viajamos por un amplio mundo y nos adentramos en peligrosas mazmorras que se generan proceduralmente y están cargadas de enemigos, trampas, puzles y secretos. Podemos afrontar este viaje en solitarioo con ayuda de otros tres amigos a través del cooperativo local, teniendo que reconstruir una aldea que poco a poco nos permite acceder a nuevas tiendas y, en consecuencia, hacernos con mejor equipamiento para afrontar los diversos peligros que nos esperan.

Su historia nos habla sobre la tierra de Tasos, que en antigüedad fue devastada por una terrible batalla. Una lucha interminable enfrentaba a las cuatro diosas y a los cuatro titantes, pero los seres vivos que poblaban la tierra fueron quienes salieron peor parados. Cuando las diosas comprendieron que jamás podrían acabar con los titanes, se sacrificaron con el fin de encerrarlos entre los muros de cuatro grandes mazmorras. A medida que pasaba el tiempo, Tasos comenzó a sanar y se restableció un equilibrio perfecto entre todas las formas de vida. Así pasaron muchos años, durante los cuales exploradores del gran continente de Lenos atravesaron el mar para adueñarse de tierras extrañas y maravillosas. Sin embargo, el mayor descubrimiento fue la isla de Tasos: un lugar extraordinario y plagado de recursos desconocidos, misteriosas ruinas y una magia latente surgida de los poderes de las diosas y los titanes.

A medida que crecía la población tasiana, sus nuevos habitantes desplazaon a los indígenas hacia los pantanos. Las tierras y las aguas fueron explotadas, el delicado equilibrio se resquebrajó y los titanes comenzaron a agitarse de nuevo en sus mazmorras. Alimentados por el sufrimiento de Tasos, los titanes lograron debilitar los precintos que sellaban sus prisiones y liberaron a sus secuaces. La nueva civilización se vino abajo y Tasos cayó en el olvido, sólo presente ya en mitos y leyendas. Desde entonces, el poder de los titanes sigue creciendo y pronto serán lo suficientemente fuertes como para terminar de romper las cadenas que los atan. Los espíritus debilitados de las diosas claman desesperados a un grupo de héroes elegidos. Artesanos, magos, científicos, exploradores y valientes héroes han sido llamados a regresar a estas tierras. Unidos y con la ayuda de las diosas, podrán repeler los ejércitos de los titantes, derrotar a sus guardianes y restablecer el equilibrio de una vez por todas.

Esta trama tiene un premisa interesante, aunque la verdad es que más allá de esto no la hemos visto avanzar demasiado por ahora. Al menos podréis conversar con otros personajes para conocerlos mejor o aceptar tareas secundarias, encontrándose los textos en castellano pero con alguna que otra parte sin traducir, algo normal si tenemos en cuenta que al juego le queda todavía bastante tiempo de desarrollo.

Nada más comenzar os tocará elegir si queréis jugar en solitario o en compañía de hasta otros tres jugadores, ajustándose la dificultad del reto según los disponibles. Después pasaréis a seleccionar una clase de personaje y comenzaréis vuestro viaje: Héroe, Ladrón, Caballero, Mago, Arquero, Bruja, Pirata, Segador o Dinamitero. Muchas de estas clases están bloqueadas al principio de la aventura, contando cada una con una serie de características y habilidades que las hacen únicas.

Sus mecánicas son bastante similares a lo visto en otros juegos del género, contando con un amplio mundo a explorar desde una perspectiva aérea cargado de secretos. Al principio sólo accedemos a determinadas zonas, necesitando herramientas o completar alguna que otra taea para ir por otros lugares. Por este mundo deambulan diversas criaturas que intentarán acabar con nosotros, por lo que podemos atacar, defendernos, utilizar magias a coste de maná o útiles que obtenemos a lo largo del viaje. En todo momento se muestra nuestra vitalidad y la de los enemigos para que todo sea más claro. Hay más acciones, aunque dependerán de la clase de personaje que hayáis elegido. Lo que más nos ha gustado es que contamos con un medidor de resistencia que limita nuestros ataques hasta que se recargue, así que no podemos ir haciéndolo a lo loco. Esto nos obliga a investigar a los enemigos y localizar sus puntos débiles, teniendo que elegir el momento idoneo para atacar y para defendernos.

Al cumplir con ciertas tareas, nuestro protagonista va subiendo de nivel y mejorando alguna de sus características generales, como la vitalidad o el maná. Cuando derrotáis enemigos por el mapa se obtiene dinero a invertir en ciertas ayudas en las mazmorras, aunque si estos se encuentran en las mazmorras normalmente soltarán cristales.

El mundo del juego es bastante amplio y cuenta con montones de secretos escondidos por todos los rincones, lo que nos invita siempre a explorarlos a fondo. Además hay unos teletransportadores para viajar rápido entre zonas y ahorrarnos pesadas caminatas. En este aspecto destacan las mazmorras, las cuales cambian el orden de sus salas cada vez que entramos para que nos sea más difícil orientarnos. Están plagadas de enemigos, baldosas que activan trampas e interesantes puzles a resolver para que nunca se hagan pesadas y, como es lógico, al final de las mismas nos espera un poderoso jefe final. Las mazmorras se dividen en varias plantas y, para que no tengamos que volver a pasar por todas si nuestro personaje muere, podemos activar atajos a cambio de los cristales que conseguimos de los enemigos caídos si tenemos el nivel necesario.

Y hablando de cristales, estos tienen una gran importancia dentro de la aventura. Además de servir para los atajos en las mazmorras, podemos invertirlos en arreglar los edificios del poblado que nos sirve como base. Es el lugar al que volvemos siempre tras ser derrotados, conservando todos los que hemos conseguido en las mazmorras para que poco a poco tengamos una sensación de progreso. Es más, al ir creando nuevos establecimientos en el pueblo nos dan acceso a más servicios, tales como comprar útiles para la aventura o hacernos con mejoras para nuestro protagonista (más daño, mayor alcance o devolver proyectiles, entre otros). Es un sistema de progresión muy notable, algo que nos ha encantado y ofrece muchas posibilidades.

Los puzles, por otra parte, son muy interesantes y casi siempre están basados en encontrar algún secreto escondido por la sala en forma de interruptor, atajos, pasadizos ocultos o utilizar una de las herramientas que hemos logrado en nuestro viaje, así como objetos que podemos coger y lanzar a una cierta distancia. Hemos encontrado algún pequeño bug, pero nada demasiado preocupante si tenemos en cuenta que todavía le queda desarrollo por delante.

En cuanto a enemigos, hemos visto mucha variedad a lo largo del tramo que llevamos jugado. Los hay pequeños y muy ágiles, otros que salen de objetos que destruimos, los que atacan a distancia o los que son grandes y fuertes. Mención especial para los jefes que, como suele ser habitual, están más trabajados. Es cierto que sólo hemos podido enfrentarnos a uno y que nos ha resultado bastante sencillo derrotarlo, aunque también nos habíamos preparado bien.

El modo cooperativo es muy interesante y permite llevar a un grupo variado, Afrontando las misiones con más garantías al contar con el apoyo de nuestros compañeros y poder resucitarse entre ellos. Además, siempre es más divertido disfrutar de la aventura en compañía, ya sea de manera local u online.

Su apartado gráfico utiliza diseños pixelados tanto para personajes como para los escenarios, estando todo bastante cuidado. Esto no quiere decir que se vea anticuado, ni mucho menos, ya que cuenta con efectos vistosos como una iluminación trabajada, partículas, físicas o incluso climatología. La mazmorra que hemos visto sí que nos ha parecido un poco más repetitiva en cuanto a elementos, aunque no empaña el gran resultado general. Además funciona en todo momento con mucha fluidez para que no se resienta su jugabilidad.

En el sonoro tenemos buenas melodías para acompañar la acción, aunque no son muy notables en las mazmorras. Los efectos no están nada mal, mientras que los textos nos llegan, en su gran mayoría, en castellano.

Todavía nos quedan muchas aventuras por vivir en Rogue Heroes: Ruins of Tasos, pero lo poco que hemos jugado nos ha dejado con un buen sabor de boca, con un sistema de combate que funciona muy bien, un amplio mundo a explorar o mazmorras desafiantes llenas de puzles, enemigos y trampas. Pero lo mejor es que podemos disfrutar de la aventura en compañía y siempre deja una gran sensación de progreso a pesar de morir, haciendo que el desafío sea cada vez más accesible.

Confiamos en el buen hacer del equipo de Heliocentric Studios, sobre todo al contar con el apoyo de la gran marca que es Team17, y no podemos esperar más para saber como continúan nuestras aventuras en Tasos.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios