Noticias | Vídeos | 15 MAY 2019

Análisis de A Plague Tale Innocence

Tags: PC Xbox One PS4
Una lúgubre aventura os aguarda en A Plague Tale: Innocence, el nuevo título de Asobo Studio y Focus Home Interactive.
Cartel A Plague Tale Innocence 1Play

A Plague Tale: Innocence es un título de aventuras con pequeñas dosis de acción en el que nos ponemos en la piel de Amicia y su hermano pequeño Hugo para viajar a través de los momentos más oscuros de la historia. Además nos toca resolver puzles, usar el entorno para sacar provechode él, crear nuevos útiles mediante la alquimia y jugar con la luz y la oscuridad para evitar a las ratas, las cuales son tan peligrosas como valiosas en ciertos tramos de la aventura.

El argumento nos lleva hasta el Reino de Francia, en un momento en el que la Guerra de los Cien Años y el brote de la peste negra comienzan a asolar a la población. La familia De Rune vive una vida tranquila y protegida en su castillo y tierras circundantes, pero esto no parece durar. Aquí Amicia, nuestra protagonista, paseaba junto a su perro por el campo para poner en práctica sus habilidades, cuando, tras perseguir a un jabalí, el perro desaparace. Al encontrarlo está con medio cuerpo sumerjido en un agujero, donde parece que está siendo atacado por misteriosas criaturas para finalmente desaparecer. Cuando regresan al castillo, el padre de Amicia convoca una reunión de urgencia, viéndose entonces sorprendidos por la Inquisición. Esto hace que Amicia, su hermano menor Hugo (el cual sufre una enfermedad) y su madre intenten escapar, sacrificándose al final la madre para que ellos escapen ilesos.

A partir de este momento comienza el periplo de Amicia y Hugo, llevándoles por incréibles lugares mientras conforman su historia conociendo a otras personas y sus propios destinos. Eso sí, ambos siempre deben permanecer juntos, ya que es poco probable que los hermanos sobrevivan el uno sin el otro. A medida que avancen el mundo se vuelve más inhóspito y ese vínculo se torna cada vez más vital.

Esta trama nos ha gustado mucho, ya sea por lo bien narrada que está, por el carisma que desprenden sus personajes (con los que es fácil empatizar) y por no tener nada que se sienta como relleno, haciendo que su mundo se sienta muy vivo y real. Además todos los textos del juego se encuentran en perfecto castellano, así que no tendréis problemas para seguirla.

Las mecánicas son simples y las aprenderéis rápidamente con el tutorial que ofrecen al comienzo del juego. Aquí podemos desplazarnos libremente en cualquier dirección, agacharnos para las partes de infiltración, utilizar nuestra honda para acabar con enemigos o como distracción, esquivar y darle ciertas órdenes a otros personajes, así como acceder a un menú de selección de objetos. Llegado el momento también podréis crear ciertos útiles que os ayudarán a avanzar y se irán añadiendo nuevas mecánicas que hacen que nunca caiga en la monotonía. Es más, en los tramos finales podemos optar por usar la acción o el sigilo al contar con más opciones para afrontar las situaciones.

Contamos con un sistema de lanzamiento en el que la fuerza es determinada por el tiempo que giremos la honda. Con ella podemos aturdir a rivales o bien crear distracciones. Lo mejor es que podemos mejorarla utilizando los materiales que recogemos en las mesas de trabajo, tales como cordeles, alcohol o cuero entre otros.

Las ratas son una de las grandes protagonistas de la aventura, a las cuales solo podemos alejar utiliizando la luz y determinados químicos. Puede parecer muy sencillo, pero nos ha sorprendido muy gratamente el juego que da a la hora de formular puzles y ofrecer situaciones realmente inesperadas, diferenciándose en este aspecto bastante de otros juegos.

Es un título bastante sencillo, con una dificultad algo baja, que se centra sobre todo en la exploración de escenarios, los puzles, recolección de objetos y en la infiltración, aunque también encontraréis pequeñas dosis de acción que hacen que su desarrollo nunca caiga en la monotonía. Aquí se nos quiere contar una historia sin que encontremos demasiados obstáculos, con coleccionables y algunas escenas secundarias que os ayudarán a comprender un poco mejor el argumento. Eso sí, se agradece que se puedan desactivar algunas ayudas y el HUD para complicar un poco más las distintas situaciones que vivimos.

Comentar que los escenarios, aunque en ocasiones resultan amplios, son bastante lineales y siempre sabréis cual es el camino principal al tener algunas pistas visuales. Lo que más nos ha gustado es que siempre están cargados de detalles y ocultan muchos secretos, cambiando continuamente la ambientación. Hay hierba alta donde ocultarnos y algunos elementos que nos sirven para escondernos tras ellos.

En cuanto a duración, nos ha dado para unas diez horas explorando a fondo los escenarios para hacernos con todos los coleccionables y descubrir todas las subtramas. No encontraréis demasiados alicientes para rejugarlo más allá de lo comentado, aunque se agradece que, una vez completados, podamos ir directamente al capítulo que deseemos y ver los objetos que nos hemos dejado atrás.

Un aspecto que nos ha sorprendido mucho es su gran apartado gráfico. Para ser una compañía sin un gran presupuesto, el trabajo realizado nos ha encantado, llevándonos hasta una Europa medieval muy bien recreada. Los personajes están bien modelados, con animaciones bastante trabajadas y mucha expresividad, mientras que las localizaciones, a pesar de ser algo lineales, están cargadas de detalles y son muy variadas. Hay alguna ralentización puntual y algo de tearing, pero no es algo que ensombrezca el espectacular trabajo artístico. A ello hay que sumarle los geniales efectos de iluminación o ver a miles de ratas correteando por los escenarios.

Todo se ve acompañado por una banda sonora a la altura, con temas variados que ambientan perfectamente cada situación que vivimos, un doblaje en inglés que simula el acento francés y donde incluso han utilizado a niños para ponerles voz a los del juego, y efectos de gran calidad. Todo ello sin olvidarnos, como ya hemos comentado, de que todos los textos del juego nos llegan en perfecto castellano.

En definitiva, A Plague Tale: Innocence demuestra que los juegos lineales siguen teniendo cabida en la actualidad, con una historia muy interesante, una jugabilidad sencilla pero llena de posibilidades, puzles originales y una dirección artística soberbia que nos invita a seguir jugando en todo momento. Su duración nos ha parecido perfecta para el precio que tiene, más si tenemos en cuenta que no tiene elementos de relleno que pretendan alargar el juego.

Quizás no se trata de un título demasiado innovador, pero creemos que todo lo que hace lo hace tan bien que puede llegar incluso a competir con otros juegos de gran presupuesto, por lo que lo recomendamos encarecidamente.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios